jueves, 21 de junio de 2012

18 de Junio de 2012. Las 7 diferencias

El pasado lunes fue uno de esos días en los que no cunden nada las dos horas de taller. No sé si sería porque iba con una idea prefijada y mi profe me planteó otra propuesta o sencillamente porque no estaba hábil con el pincel. Me inclino más por lo segundo.
El caso es que a las pruebas me remito: Después del taller apenas se pueden distinguir los cambios (iba a decir avances, pero no me atrevo). Es como jugar a aquellos pasatiempos de "buscar las 7 diferencias".
Estado del cuadro a 18 de Junio de 2012
A veces juego a eso con las niñas: Les enseño la última y la penúltima foto del cuadro y miran los cambios. El resultado es muy curioso. A veces, cambios que para mí son significativos pasan inadvertidos para ellas.  Es un buen ejercicio para ver hacia qué partes de un cuadro se dirigen las miradas "limpias". 
En este caso, no me arriesgo mucho si digo que pocos apreciaríais mas de 2 o 3 cambios. Algunos son tan sutiles que creo que sólo yo sé que existen. Sin embargo, sé que había que hacerlos. 


No se me ocurre mucho más que contar. 




El aprendiz.


3 comentarios:

  1. Hubieras posteado el cuadro anterior aquí mismo también para que tus lectores nos ayudáramos con la tarea de encontrar esas diferencias jejeje ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buena idea. Si tengo un tiempo lo haré.Gracias.

      Eliminar
  2. ¿Será que aquí el chinito tiene los brazos ya más delgados?

    ResponderEliminar